Nuestra historia comienza hace 25 años en un pequeño taller en  Chignahuapan donde esta tradición fue transmitida de generación en generación con un proceso 100% artesanal donde cada esfera tiene un toque único y es manipulada por diversas manos artesanas, pasamos de ser a un pequeño taller con 8 artesanos a una fábrica con más de 50 personas que aman lo que hacen. 

01.jpg



Hemos ido evolucionando de acuerdo a las necesidades que se presentan, nuestro diseños se han ido innovando de acuerdo a las tendencias actuales, de elaborar solo la tradicional esfera de vidrio soplado navideña hemos diseñado productos originales que son todas las épocas del año.

 

03.jpg

De igual manera hemos incorporado nuevos procesos y materiales que acompañan nuestros procesos tradicional para la creación de productos únicos que decoren tu espacio y den un toque diferente lleno de pasión  de artesanos Chignahuapenses.